Excursión hasta la Cruz de los Mineros

Una de las actividades que mejor se puede practicar es el senderismo, por las interminables rutas que existen en Almadén.

 A principios del mes de junio por la tarde y 32ºC de temperatura, mi hijo y yo nos encaminamos hasta la cruz que existe en la cima de la Sierra de Cordoneros, la Cruz de los Mineros. Esta ruta tiene algo de campo a través y caminos, también escalada pero facilona, eso si, hay que llevar agua porque las cuestas se las traen, pero con “pan y vino se anda el camino” y “si paramos cuando nos parece el cuerpo nos lo agradece” como dice el refran.
La ruta tiene varios itinerarios, nosotros hemos elegido la que comienza al final de la calle Miguel Hernandez (sale a la derecha de la escuela de Ingenieros), acaba a calle y a la izquierda hay un camino descendente que comienza asfaltado hasta el primer repecho, como podeis ver en las fotos.

El paisaje en esta época del año en el Valle de Juan Gil es espectacular. En el monte en medio de la sierra de Cordoneros se puede apreciar la Cruz como un puntito en el horizonte. 

Iniciamos la bajada del camino hacia el valle.

Al fondo se aprecia que el camino comienza a subir.

Las orillas estan llenas de vegetación y rosales silvestres o escaramujos, Rosa canina L.

 

Aqui termina el camino, hay que entrar pegados a la valla que se ve a la izquierda, al final de la casa y pasar entre unos alambres, hay sitio suficiente y se pasa sin problemas, a partir de aquí iremos campo a traves entre la vegetación y los arboles del monte.

Es fácil ver ovejas y vacas a lo largo del itinerario.

Diversas plantas como este grupo de “Gamones” Asphodelus aestivus o “gamonitas” como le decimos en el pueblo.

Mirando hacia arriba para orientarnos y buscar posibles accesos entre la abundante vegetación.

Paramos un momento para refrescarnos y contemplar el paisaje.

Tenemos que seguir la ruta bordeando la monataña hasta situarnos bajo el monte donde está la cruz, procurando no desorientarnos.

Estamos rodeados de gamones, jaras, chaparras, enebros y lentiscos…

Llegamos a la base del monte y nos encaminados por las sendas que hay entre las rocas.

Cerca de la cima nos encontramos estas paredes que sirvieron antiguamente como redil para las ovejas.

Vistas del embalse de Castilseras por el sur y Almadén por el norte.

Comenzamos a subir con pequeñas escaladas.

Entre las rocas crecen los Enebros Juniperus communis.

El Rosal Silvestre o Escaramujo es muy abundante y esta lleno de flores en todo su esplendor.

Rosa canina L. o escaramujo, estos rosales silvestres cuando se le cae la flor dejan una semillas que son el alimento de muchas aves.

Sedum album, en Almadén la llamamos platanitos, tambien crece entre las rocas de la cumbre.

Cerca de la cumbre encontramos la Digitalis purpurea. Posiblemente, las hadas salgan a pasear en las noches de luna llena como dice la leyenda de esta planta. 

“Sedum arenarium” otra planta bastante frecuente por estos parajes.

Seguimos subiendo, y seguimos las sendas que dejan las ovejas y las cabras.

Vistas y paisajes muy cerca de nuestro objetivo.

El paisaje que se contempla es espectacular, los que tengais buena forma para subir os dejará un grato recuerdo.

Ya casi en la cima este es el paisaje que se comptempla.

En las peñas de la base de la Cruz nos encontramos pastando estas ovejas…

Ya falta poco, la tenemos a la vista, hay que hacer una pequeña escalada por una roca vertical, pero hay muchos asideros y la subimos sin dificutad.

Como se puede apreciar hay dos cruces, alguien les ha traido flores recientemente.

Cruz en homenaje a los mineros caidos en las Minas de Almadén

Esta segunda cruz, es mas grande y esta hecha con la madera de traviesas de las vias del tren con un forro de chapa y pintada de negro. Fué realizada por iniciativa de un vecino de Almadén, Adolfo Mosqueda.

Despues de recrearnos y respirar el oxigenado aire de esta sierra, comenzamos el regreso antes de que se nos haga de noche.

Aqui termina el itinerario, ya muy cerca del pueblo, con los últimos rayos de sol, satisfechos de la ruta realizada y me viene a la mente una estrofa de esa preciosa poesía de Antonio Machado:

 “Y todo el campo un momento
se queda mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino serpea
y débilmente blanquea,
se enturbia y desaparece.”

© Pablo Hidalgo Merino

Anuncios

5 thoughts on “Excursión hasta la Cruz de los Mineros

  1. Fantástico el blog. Muy bueno para todos aquellos que somos del pueblo( y los que no) y nos gusta hacer rutas y caminar para acercarnos a los sorprendentes parajes y la extraordinaria naturaleza que nos rodea. Enhorabuena Pablo. Seguiremos consultando tus entradas para poder disfrutar todos de lo que nuestro entorno nos tiene que ofrecer. Saludos

    P.D. Recientemente realicé esta ruta con mi primo, pero no fuimos capaces de encontrar la subida que tomasteis vosotros. Al final terminamos subiendo “a lo bruto” casi en vertical todo el tiempo teniendo como referencia la cruz. Eso sí, la subida campo a través por los pedregales y sin senderos, vadeando toda la vegetación, se las trae… Pero sin duda merece la pena. Las vistas son increíbles, mucho mejores que las de la Virgen del Castillo, p. Ej.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s