El Cernícalo común, un merodeador de nuestros campos.

Este pequeño halcon, Falco tinnuculus, con una envergadura de unos 70 cm y una longitud entre 30 y 40 cm, es relativamente abundante en toda España y, como no, en nuestro querido Almadén.

Como ha pasado con la mayoría de las rapaces su número ha descendido mucho. Habita en África, Europa y Asia. La población es desdendente, es decir que cada vez es menos numeroso, la población europea está entre 330.000 y 500.000 parejas de las que en España habitan unas 17.000 tambien en situación de descenso. De las 11 subespecies exitentes, en España existen 3 de ellas, siendo éste y el cernícalo primilla las mas abundantes.

Cuántas veces habremos visto cuando andamos por el campo e incluso al borde de la carretera, un pájaro suspendido en el aire a unos 10 metros de altura, batiento las alas, con la cola extendida, otenando el suelo en busca de una presa, lagartija, ratoncillo, saltamontes, etc., para inicar al momento una caida casi vertical para atrapar la presa. Esta posición en el cielo mantenida con el batir de sus alas se le llama “hacer el cristo”.

Esta ave aprovecha para poner sus huevos en número de 3 a 6, los huecos de edificios ruinosos, acantilados e incluso aprovecha nidos abandonados de córvidos. La hembra los incuba y se turna a veces con el macho en esta función. Las parejas suelen hacer sus nidos año tras año en los mismos sitios y el macho para cortejarla, a veces caza un pajarillo que ofrece a la hembra dejándolo encima de un montículo para después fecundarla, como veis esta hecho todo un conquistador.

En su dieta, están saltamontes e insectos, ratoncillos, incluso alguna cria de conejo, pajarillos, lagartijas, etc.

Con este pequeño halcon he tenido alguna experiencia cuando era un chaval. Cierto día caluroso de mayo, desde la casa de campo donde vivíamos en verano, a la que se accedía por el camino que sale por delante del cementerio y que cruza el arroyo del Tamujar, tenía ojeados varios nidos de Cernícalos en los agujeros de las ruinas del Convento, que puede verse a la derecha de la carretera de Chillón. Esta preciosa y por entonces abundante rapaz, llamaba poderosamente mi atención.

A medio día y aprovechando que el capitán del Convento estaría ocupado, ya que era muy serio y tenía “mala leche”, meti la mano en el nido tomando uno de los pollos, que ya tenían plumas, prendiéndome éste la mano con sus garras, y clavandome las uñas hasta hacerme sangrar, pero no lo solté, era tal la ilusión que me hacía tener este pequeño halcón.

Lo crié en mi casa y le daba de comer carne y algun insecto (saltamontes), hasta que decidí que tenía que enseñarle a volar,. Asi pues, lo tomé por las alas y en una explanada llana de la finca lo lancé al aire. El animal realizó un vuelo recto de unos 100 metros, posándose de nuevo en el suelo, asi continué hasta que logró ir muy lejos, temí perderlo pero…él siempre volvía conmigo y luego me pedía su alimento. Se hizo un gran volador y un amigo inseparable. Mi madre me cosíó un trozo de cuero en el hombro de la blusa y allí lo llevaba. Desde esta improvisada atalaya se lanzaba cada vez que veía una presa fácil, ya fuera saltamontes o pajarillo, cebándose por las tardes con los gorriones que venían a dormir a los eucaliptos que teníamos enfrente de la casa.

El animal estaba suelto, pero venía por las noches con nosotros y dormía dentro de la casa en una base con un tronco donde se posaba para dormir.

Un día pasaron por el callejón de la finca unos chicos que venían de “poner la mata” como llamábamos en Almadén a cazar pájaros con liga, estos llevaban una escopeta de perdigones, al ver al animal que no se asustaba le dieron un tiro y cuando salí lo encontré agonizando. Los chavales salieron corriendo al oir mis voces y las de mi padre, pero…fué una lastima, lo lloré y nunca lo pude olvidar.

Cuando se es joven se hacen muchas cosas sin pensar en el daño que se hace, lo positivo es que recibes una lección que no se olvida y procuras que no vuelva a suceder.

© Pablo Hidalgo Merino

Anuncios

2 thoughts on “El Cernícalo común, un merodeador de nuestros campos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s