Virgen del Castillo: mar de jaras, cantuesos y tomillos (l)

Pasear por la subida a la Virgen del Castillo en el mes de mayo es una de las cosas que tanto almadenenses como visitantes no deben dejar de hacer. En el término municipal de Chillón, a escasos kilómetros de Almadén, todos sabemos donde se encuentra. Desde Almadén se la puede divisar dirigiendo nuestra vista hacia el Este en la sierra. Es visible desde casi cualquier punto del pueblo, incluso por la noche se puede ver el punto de luz que la ilumina.

Durante el día la ermita queda iluminada por un maravilloso sol que llena de color la subida con las distintas especies de Cistus spp., o jaras como se las conoce vulgarmente. Es curioso que en este pequeño recorrido, poco mas de un kilómetro desde su base en la explanada de “la Venta”, existan la mayor parte de las especies de jaras que se dan en nuestro pais. Cuando subes el paisaje es precioso, no pasará inadvertido sobre todo si se hace por primera vez, es espectacular: el parque minero se divisa a placer y podemos realizar maravillosas y sorprendentes fotos. En primavera es uno de mis paseos preferidos, suelo hacerlo andando desde Almadén por el camino que bordea la mina, ida y vuelta son unos doce kilómetros, espacio suficiente para que además pueda catalogarse de deporte.

1

Al comenzar la subida miramos a la derecha y veo lo que queda de estos cuatro amigos, pienso que a lo largo de su existencia han visto pasar innumerables paisanos de otros tiempos, que han subido por placer o por fervor, para pedir a la Virgen y librarse un momento de problemas y tensiones, todo ello en un medio natural precioso que invita a la reflexión y al recogimiento.

2

Comienza la subida repleta de flores amarillas, blancas, lilas… es curioso que los bordes del camino concentran la mayor parte de las flores del lugar, como si estuvieran haciendo un homenaje a la Virgen. No es necesario salir del camino para disfrutar de la rica flora.

2a

En la margen derecha se mezcla el amarillo de las retamas, el blanco de las jaras, con las chaparras, lentiscos y madroñas.

3 Cytisus scoparius

La margen izquierda nos muestra un paisaje singular, formando las flores concentraciones caprichosas, como esta Cytisus scoparius, retama negra, con la que antiguamente se fabricaban escobas, las retamas abundan en todas sus variedades.

5 Cytisus Striatus

Otra variedad de Retama, Cytisus striatus, todas pertenecen a la familia de las Fabaceas, se han usado para la fabricación de escobas, para los techos de los chozos de los pastores y las cuadras, como combustible para encender la lumbre ya que arde muy bien. Sus semillas son aprovechadas por las aves para su alimentación.

6

Estas preciosidades Cistus ladanifer, jara común, no pasan desapercibidas, se puede apreciar el vigor de sus hojas y la cantidad de capullos a punto de eclosionar, la planta aún no está mostrando toda su belleza.

7

Hay que subir despacio para no perder detalle, la margen derecha alterna formaciones de diversas flores, que podrían servir como inspiración al pintor de un precioso cuadro.

8

La margen izquierda ademas de la flora podemos admirar el verde campo con las cercas limitadas por paredes de piedra, dignas de ser estudiadas por la cantidad de fósiles que contienen. La vista de Almadén con el parque minero en primer término. Nunca me canso de admirar estas vistas.

9

10

12

El pueblo al fondo con un precioso marco de flores que hacen homenaje a su historia y tantos sacrificios durante siglos. Nunca dejo de subir en primavera a la cima, disfruto con cada paso, el perfume, el templado viento… me llenan de recuerdos de mi infancia, me hace sentir que estoy en casa.

13

La flor de la jara, orientadas hacia el camino, parecen saludarnos con lo mejor de ellas: su inocencia y su extraordinaria belleza.

14

El Cantueso, Lavandula stoechas, cuya flor muy apetecible por las abejas con la que elaboran una exceñente miel, es abundantísimo. Muchas veces tomo un ramito de esta planta que me perfuma todo el coche.

15

Aqui tenemos muy aumentada una abeja, Apis melifera, tomando el polen de un Cantueso. A lo largo del camino hay muchas procedente de un colmenar que existe en la vaguada, a mitad de camino de la subida. Tambien pueden venir de otras colmenas mas lejanas, ya que una abeja recorre 40 km y visita 7.200 flores para producir 5 gramos de miel.

16

Al cantueso también se le llama tomillo borriquero.

17

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las dos fotos anteriores estan en la primera curva grande cuando el camino gira a la derecha, a mitad de la subida, unos metros antes de la puerta metálica. En la misma curva, a la izquierda sale un camino algo camuflado, que nos lleva al puerto entre las montañas de la ermita. Si lo tomamos podremos disfrutar de una vista muy bonita y un mar de flores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez en el puerto nos encontramos este colmerar, rodeados de flores, un estupendo hogar para las abejas que no se tienen que desplazar mucho para elaborar el oro líquido tan preciado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A la izquierda del puerto un mar de margaritas nos alegra los sentidos de la vista y el olfato. Un buen lugar para encontrarnos a nosotros mismos. Cuesta abandonar el lugar para continuar nuestro paseo.

Hasta aquí la primera parte del reportaje, nos queda la otra mitad del mismo que pondré en fechas próximas.

© Pablo Hidalgo Merino

Anuncios

5 thoughts on “Virgen del Castillo: mar de jaras, cantuesos y tomillos (l)

    • Hola Pilar, muchas gracias por el comentario, fíjate lo fácil que es disfrutar en Almadén un bonito paseo, en un camino tan limpio que incluso se puede hacer con el traje de los domingos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s