Quebrantahuesos: el huésped inesperado

quebrantahuesos almaden

Hace unos meses me sorprendió un artículo de naturaleza en un periódico, en el que se narraba el sorprendente y rocambolesco viaje de un ejemplar joven de quebrantahuesos.

Nuestro valiente jovenzuelo alado partió desde el Parque Natural de la Sierra de Castril (Granada) y tras volar por varios espacios protegidos de Andalucía, Castilla la Mancha y Extremadura, acabó su épico viaje en el pueblo de Sevilleja la Jara en pleno Montes de Toledo. Lo curioso es qué en su viaje de ida y vuelta, de unos 766 kms aproximadamente, atravesó el Valle de Alcudia y sobrevoló el pueblo de Almadén.

En este foro ya hemos comentado en otras ocasiones (ver el post “Alimoche el buitre sabio”) la confusión entre el alimoche y el quebrantahuesos, así como citas de avistamientos de esta majestuosa rapaz en varios puntos del valle. Recientemente, hablando con una persona en un foro de Almadén me contó como su padre había avistado un ejemplar en el Embalse del Quejigo Gordo o “La Ribera”, en plena ZEPA de la Sierra de los Canalizos.

El quebrantahuesos es una majestuosa rapaz necrófaga qué históricamente habitaba en todos los sistemas montañosos peninsulares.

A partir de la década de los 50 comenzó su vertiginoso camino a la extinción. El veneno, su caza indiscriminada y las molestias en los nidos, provocó qué fuese desapareciendo de numerosos macizos montañosos.

El declive lo marca el año 1986 fecha fatídica, y a la vez curiosa, pues cuando en ese mismo año se declara al Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas como Reserva de la Biosfera por la UNESCO, muere el último quebrantahuesos del parque y con él toda la estirpe del sur de la Península Ibérica. Desde ese momento los escasos 70 ejemplares de toda España, se circunscriben en los Pirineos: en las provincias de Lleida, Huesca y Navarra.

Ante esta situación, a partir de la década de los 90 la Junta de Andalucía inicia el proyecto de cría y reintroducción del quebrantahuesos en el Parque Natural de Cazorla y el Parque Natural de la Sierra del Castril.

Actualmente, se han liberado en torno a 16 ejemplares de quebrantahuesos que, al ser jóvenes, realizan viajes muy extensos desde esta zona de Andalucía a otras regiones peninsulares.

quebrantahuesos econatural almaden

En Castilla la Mancha los núcleos históricos de quebrantahuesos se situaban en la zona del Parque Nacional de Cabañeros, con citas hasta los años 70 y el Parque Natural de la Sierra de Alcaraz.

Actualmente se está realizando un magnífico estudio para identificar los nidos históricos de quebrantahuesos en toda la Península y se han encontrado varios en la Sierra de Alcaraz, en el pueblo de Nerpio, en Albacete.

El Valle de Alcudia se sitúa en la zona de influencia de 3 zonas históricas de nidos de Quebrantahuesos: Cabañeros, Alcaraz y Sierra Madrona.

Los jóvenes del núcleo de Cazorla realizan vuelos de dispersión por el Valle de Alcudia, aunque no se quedan a anidar ya qué los quebrantahuesos son filantrópicos, es decir, suelen volver a la zona de donde salieron del nido. De ahí qué la expansión del quebrantahuesos sea tan lenta y actualmente sólo tengamos en tres zonas presencia de esta bella rapaz: Pirineos, Picos de Europa y Sierras Béticas.

El Valle de Alcudia, en un futuro, supondría una buena zona para reintroducir el quebrantahuesos, ayudado por la población que se quiere proponer en el núcleo de la Sierra de Alcaraz.

Las condiciones que hacen el Valle de Alcudia una zona muy atractiva para la especie son las siguientes:

-Sierras cuarcíticas con buenas manchas de monte mediterráneo casi impenetrable como la Sierra de la Cerrata en Almadenejos, o Sierra de la Moraleja en Guadalmez.

Sierra de la Cerrata. Almadenejos

Sierra de la Cerrata. Almadenejos

-Escasa densidad de población.

-Existencia de numerosas fincas con caza mayor como ciervos, jabalíes o muflones, con posibilidad de carroñas.

-Una importante cabaña ganadera. No olvidemos que el quebrantahuesos es el único buitre necrófago que se alimenta casi exclusivamente de huesos.

Ganadería extensiva en Guadalmez

Ganadería extensiva en Guadalmez

Pero antes de acometer un posible plan de reintroducción del quebrantahuesos en el valle, hay que erradicar el problema del veneno, que ha sido una de las causas principales para la extinción del quebrantahuesos en numerosas zonas españolas.

Una saneada población de quebrantahuesos en el Valle de Alcudia, supondría un puente biológico entre las sierras Béticas, Sierra Morena, Montes de Toledo y Sistema Central; zonas donde campean los jóvenes en dispersión. Además del beneficio sanitario que proporcionan las rapaces carroñeras al eliminar la carroña de nuestros campos evitando la aparición de infecciones y epidemias.

Si alguna vez en vuestras escapadas naturales por el valle de Alcudia, contempláis la silueta de esta espectacular rapaz, no os sorprendáis. Seguramente sea un valiente joven aventurero llegado desde Andalucía, queriendo buscar un nuevo territorio donde iniciar su estirpe en tierras de este mítico valle. El huésped inesperado, pondrá otra nota de color a la riqueza de este valle con tanta diversidad natural.

¡¡Felices avistamientos!!

(C) Rafael Almena

Anuncios

4 thoughts on “Quebrantahuesos: el huésped inesperado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s